Hasta la fecha, los 250 productores de este cultivo han sembrado 1.000 hectáreas. Esta actividad finalizaría la primera semana de abril. Esperan que el Gobierno firme el documento que autorice el apoyo económico internacional.

La falta de lluvia en las zonas productoras de algodón está afectando a los productores, quienes debido a la falta de humedad en los suelos, solo tienen un avance del 40% de la superficie cultivada de las 3.000 hectáreas que proyectan sembrar durante la campaña de verano 2016-2017. Por otra parte, esperan que el Gobierno firme el documento de acceso a crédito por parte del proyecto de Fortalecimiento del Sector Algodonero, que lleva adelante Cooperación Sur-Sur trilateral.
Juan Campero, presidente de la Federación de Productores de Algodón (Fedepa), informó que la escasa lluvia en las zonas productoras de algodón ha ocasionado que los 250 agricultores hasta la fecha hayan sembrado apenas 1.000 hectáreas de las 3.000 proyectadas.
“Nuevamente los agricultores ubicados en Pailón, Cotoca, Basilio, La Guardia, Mora, Cabezas y Charagua llegarán a sembrar tardíamente debido al factor climático. Esperamos que hasta los primeros días de abril todos culminemos nuestra labor y en noviembre ingresemos a los chacos a iniciar la cosecha”, indicó el titular de Fedepa. Por otra parte, Campero manifestó su esperanza de llegar este mes a contar con el apoyo del proyecto de Fortalecimiento del Sector Algodonero, que lleva adelante Cooperación Sur-Sur trilateral. “El proyecto es financiado por el Gobierno de Brasil y los recursos serán manejados por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura), los trabajos serán coordinados con los productores, entidades públicas y privadas en los próximos 5 años”, indicó Campero al especificar que los pequeños productores de otras zonas productoras de algodón, serán fortalecidos con transferencia de tecnología.
Campero también dio a conocer que han llegado a un acuerdo con la banca para obtener créditos blandos con una tasa de interés del 6% y un año de plazo, con el fin de fortalecer a los productores.

Julio Roda, expresidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO)

“Es lamentable que en el país se haya comprado algodón transgénico de Perú y Paraguay para abastecer a las plantas productoras de hilo de la anterior empresa Estatal Enatex adquiriendo el 75% de algodón transgénico de estos dos países. El Gobierno nacional debería apoyar la producción nacional de esta fibra que cada campaña le pone el hombro para producir a pesar de la adversidad climática y plagas. Es imperioso que se aprueben nuevos eventos genéticamente modificados para que los agricultores puedan llegar nuevamente a cultivar grandes superficies, tengan rentabilidad y competitividad frente al producto de países vecinos. Por otra parte, no tenemos que olvidar que el algodón fue uno de los principales cultivos que la década de los 50 tenía Santa Cruz y que generó divisas para Bolivia”

Por otra parte, indicó que tiene un acuerdo verbal con el Gobierno, quien comprará toda la producción de algodón para abastecer la producción de textil de Senatex (Servicio Nacional Textil).“La falta de mercado para comercializar el algodón nacional impide que este sector crezca”, puntualizó Campero y añadió que los 50 productores de algodón habrían llegado a un acuerdo con el Iniaf (Instituto Nacional de Innovación Agrícola Forestal) para utilizar semilla de uso propio, debido a que no existen nuevas variedades desarrolladas por esta entidad Estatal.