Según datos del Senasag, en el municipio de cabezas se detectó la presencia de 1.007 oviposturas en un metro cuadrado. Cada ovipostura cuenta con un promedio de 100 huevos, lo que posibilita el nacimiento de al menos 100.000 langostas en este espacio. Insecticidas como fipronil y cipermetrina son los indicados para controlar esta plaga que amenaza con llegar a las zonas norte y este del departamento.A finales de enero se detectó la presencia de millones de langostas de la especie Schistocerca Cancellata en el municipio de Cabezas, donde afectaron a cientos de hectáreas de cultivos de maíz y pasturas. Este insecto, que tiene la capacidad de depositar hasta 100 huevos y reproducirse en pocos días, obligó al Gobierno nacional a implementar un plan de contingencia para evitar daños mayores en la zona y, lo que es peor, una posible migración hacia las zonas norte y este del departamento, donde se concentra la mayor producción agrícola del país.
Lo más preocupante para los productores es que la langosta llegó para quedarse. El propio ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, pidió a los agricultores aprender a convivir con esta plaga, ya que su eliminación es una tarea imposible, pues solamente se apunta al control. Esta versión fue ratificada por los técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agropecuaria (Senasa) Argentina, quienes en una visita a las zonas afectadas coincidieron en que, si bien la plaga está todavía en una “etapa controlable”, no se pueden hacer milagros para eliminarla.
Y es que se trata de una especie altamente prolífica. El responsable nacional de proyectos del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Fredy Colque, explicó que durante un levantamiento de datos que él encabezó en el municipio de Cabezas se constató la presencia de 1.007 ovoposiciones en un metro cuadrado de superficie, y cada ovipostura, que tiene la forma de una espiga de arroz, contiene un promedio de 100 huevos, lo que significa que solo en este pequeño espacio nacerán al menos 100.000 nuevas langostas.
Las hectáreas afectadas por esta plaga, según el último reporte del Senasag, superan las 1.200, aunque en algunas zonas el ataque es más latente, sobre todo donde aún los técnicos no han logrado llegar con las aplicaciones de insecticidas.
2-langostaSegún Colque, hay al menos 30 especies de langostas del género Schistocerca, pero la que llegó a Santa Cruz es la única que tiene la capacidad de formar mangas (agrupaciones masivas) para devorar los cultivos. Una de las principales características de la Cancellata es que la hembra logra alcanzar una longitud de 5,5 centímetros, mientras que el macho solo 4,5.
Luego de la eclosión, las langostas tardan entre 44 y 60 días en convertirse en adultas y tener la capacidad de volar. Sin embargo, en el intermedio, atraviesan por la denominada etapa ninfal, en la que se limitan a saltar. Según Colque, hay cinco estadios en la etapa de ninfa.

 

 

Su alimentación es muy variada, pues, según el especialista, este insecto se alimenta de más de 40 especies de vegetales, lo cual también se convierte una hipótesis para explicar la llegada a Santa Cruz.
“Hay dos hipótesis en relación a la llegada de este insecto a Santa Cruz. La primera es que llegaron desde Argentina posiblemente considerando que tienen capacidades de volar distancias de hasta 100 kilómetros por día. La otra hipótesis es que se tiene antecedentes años atrás cuando ciertas personas nos dijeron que habían estas langostas, y podemos considerar que los huevos que pueden mantenerse en el suelo por muchos años y, en algún momento, cuando las condiciones son ideales, entonces comienza la eclosión”, explicó el especialista del Senasag.
5,3 millones de bolivianos es el monto destinado por el Gobierno nacional para la implementación del plan de contingencia de lucha contra las langostas..

En al menos 40 días de haber iniciado la fumigación en el municipio de Cabezas, la población de langostas adultas ha reducido de manera considerable. Sin embargo, la preocupación de las autoridades sanitarias está en la presencia de ninfas y oviposturas. Por ello, el Senasag optó la estrategia de eliminar las oviposturas a través de la remoción de suelos, lo que permitirá exponer los huevos a los rayos del sol para imposibilitar su eclosión.
Pero, según el ministro César Cocarico, este trabajo fue interrumpido por las constantes lluvias que impidieron a los técnicos la identificación de las ovoposiciones, por lo que se espera una nueva generación ninfas en los próximos días. En todo caso, el control de esta plaga en estado ninfal no requiere de muchos recursos económicos y logísticos, puesto que la aplicación debe ser terrestre, tomando en cuenta que las ninfas, que se asemejan a una mosca pequeña, no pueden volar.