El Dato

La Diatraea saccharalis conocida también como broca de tallo es unas de las plagas más importantes en cultivos como la caña de azúcar y cultivos de maíz; es un insecto que causa pérdidas de mucha importancia en los cultivos de caña de azúcar; por esa razón motivo a muchos grandes científicos e investigadores a realizar trabajos de gran envergadura para poder controlar, o eliminarlo

En junio de 2017 el Centro de Tecnología de la Caña de Azúcar (CTC), lanzará comercialmente la primera variedad de caña de azúcar transgénica en el Brasil, se trata del mecanismo de defensa más innovador en esta materia, toda vez que la broca es considerada la plaga más destructiva del cultivo de caña. Este avance para el agro constituye una preocupación para los productores bolivianos.
El documento reproducido por AgroAvances, señala que la aprobación vendrá por parte de Comisión Técnica Nacional de Seguridad de la Biotecnología (CTNBio), el organismo que aprueba todos los pasos de la investigación así como su utilización comercial.
“Hemos entregado el expediente de la primera variedad de cultivo de caña genéticamente modificado a la CTNBIO a finales del año pasado y en cualquier momento puede darse la liberación. Nos imaginamos que entre marzo y junio, es decir, en la primera mitad del próximo año”, afirma Gustavo Leite, director general del Centro de Tecnología de la Caña de Azúcar (CTC), en conversación con Broadcast Agro, sistema de noticias en tiempo real del Grupo Estado, al finalizar el 25° Seminario Internacional ISO organizado por la Organización Internacional del Azúcar (OAI) en Londres.
Las primeras variedades modificadas genéticamente traerán la característica de resistir el ataque de la broca.
Además de la caña de azúcar genéticamente modificada, CTC también lleva a cabo la investigación en asociaciones para desarrollar la siembra en las regiones secas, con mayor capacidad para la fotosíntesis y la variedad de caña con un 10% y un 15% más de contenido de azúcar.
La institución desarrolla tecnologías para el sector del azúcar-energía desde 2012, y ahora cuenta con un enfoque en algunas tecnologías que no se estaban desarrollando en el resto del mundo, tales como la mejora con la biotecnología agrícola, semillas artificiales y etanol celulósico.

Para los productores bolivianos el avance de la tecnología es una buena noticia para el agro, pero en las circunstancias actuales, constituye una verdadera amenaza para la producción boliviana por la competitividad que puede alcanzar Brasil en la producción.
El tema fue abordado en la Asamblea General Ordinaria de la Unión de Cañeros Guabirá, realizada en su sede en la ciudad de Montero, acto al que el Gerente General del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez fue invitado para disertar sobre la producción de caña económicamente viable, ambientalmente sostenible y socialmente responsable.
“El anuncio de que en el 2017 Brasil tenga disponible ya para uso comercial una caña transgénica resistente a la plaga de la “broca”, y a corto plazo resistente al stress hídrico (sequía), pasa a ser un nuevo llamado de atención para Bolivia. Con menores costos de producción y mayores rendimientos, Brasil -que es el primer productor mundial de caña de azúcar- ganará mayor competitividad lo que podría deprimir el precio del azúcar y alcohol, suponiendo para Bolivia el reto de tener que competir mucho más”.
Con esas palabras el principal ejecutivo del IBCE aludía al anuncio del Director del Centro de Tecnología de la Caña de Azúcar, Gustavo Leite, quien esta semana, en el 25° Seminario Internacional ISO, llevado a efecto por la Organización Internacional del Azúcar, en Londres, informó que entre marzo y junio del 2017 Brasil liberará comercialmente sus variedades de caña de azúcar transgénica resistente a la plaga de la broca, estando igualmente en desarrollo  una caña resistente al impacto de la sequía.
Rodríguez hizo la advertencia en el marco de la Asamblea General Ordinaria de la Unión de Cañeros Guabirá, realizada en su sede en la ciudad de Montero, este sábado 10 de diciembre, Acto al que el IBCE fue invitado para disertar sobre la producción de caña económicamente viable, ambientalmente sostenible y socialmente responsable.
Al recordar el compromiso asumido junto al Gobierno, de triplicar la producción de alimentos hasta 2025, el economista apuntó que es necesario ser realistas y apostar también a la biotecnología para alcanzar las metas productivas.
Por su parte, los productores cañeros, asumen que en la eventualidad de utilizar biotecnología en sus cultivos sería un boom, toda vez que les permitiría tener mayor rentabilidad y asegurar la cadena alimenticia. Sin embargo, Mariano Aguilera, presidente del Ingenio Azucarero Guabirá S.A., afirma que este paso debería darse de la mano con las autoridades de Gobierno y en base a la información científica necesaria.
“A nosotros nos embroma mucho la lluvia, la sequía, las malezas, los insectos, todo. Estamos seguros que vamos a entrar al uso de la biotecnología, el gobierno tiene que entenderlo así, debemos ir de la mano, hacer todas las investigaciones necesarias, para poder producir y ser más competitivos, caso contrario vamos a ir retrocediendo; al final, todo lo que necesitamos es producir más y a menor costo, y si no metemos biotecnología no vamos a poder lograrlo”, afirmó Aguilera.