Los apicultores prevén llegar a incrementar su productividad un 100% durante esta gestión. Este sector ha incrementado su número de colmenas llegado a tener actualmente 5.000 unidades. Santa Cruz produce miel de exportación.

Los apicultores de Santa Cruz apuntan a tener un dulce año, debido a que esperan llegar a producir 150 toneladas de miel, incrementando un 100% su producción respecto al 2016, gestión en la que el efecto climático de la sequía solo les permitió obtener un poco más de 70 toneladas. Además, implementaran un plan quinquenal, con el objetivo de que los jóvenes incursionen en la apicultura nacional.
Osvaldo Soruco, presidente de la Asociación Departamental de Apicultores de Santa Cruz, (Adapicruz), informó de manera optimista que esta gestión los productores de miel esperan con mucho esfuerzo llegar a producir 150 toneladas de este dulce producto, volumen superior a las 71.3 toneladas recolectadas durante el 2016. “Los apicultores tendremos una buena producción siempre y cuando el clima nos acompañe”, dijo Soruco al momento de señalar que han logrado incrementar en 40% el número de colmenas, pasando de 4.000 a 5.000 unidades en producción. Además, proyectan que este 2017 llegaran a tener otras 1.000 colmenas más. Cabe recordar que en Santa Cruz existen 13 asociaciones apícolas que están asentados en los municipios de Yapacani, San Carlos, Buena Vista, Porongo, La Guardia, Bermejo, Mairana, San Antonio de Lomerio, Cuevo, Portachuelo, Okinawa y Andrés Ibáñez. Por otra parte, Soruco catalogó el 2016 como un año desastroso y crítico en el tema productivo para el sector apícola, debido a que la sequía redujo los rendimientos en más de un 50%, llegando a cosechar el productor entre 2 a 3.5 kilos de miel por colmena.
campo-miel“El cambio climático modificó totalmente el ciclo vegetativo de los árboles, llegando las plantas a florecer tardíamente. La campaña se salvó gracias a que algunos productores hicieron esfuerzos para hacer una apicultura migratoria, trasladando las colmenas a zonas húmedas, situación que les permitió cosechar miel”, recordó el ejecutivo de Adapicruz al añadir que a pesar de esta situación entregaron 70 toneladas de miel a la industria para su consumo en el mercado interno y 1.3 toneladas para la exportación a Estados Unidos.

Entre tanto, Juan Carlos Borja, alcalde del Municipio de Portachuelo, dio a conocer que este 2017 los apicultores de Santa Cruz juntamente con los productores de Cochabamba y Tarija en alianza con una organización belga, buscaran a través de un Plan Quinquenal incentivar a los jóvenes para que ingresen a la producción de miel.
“Por ejemplo en Santa Cruz, actualmente el 90% de los productores de miel tiene una edad que ronda entre los 40 a 60 años, siendo apenas un 10% los apicultores jóvenes, por cuanto esperamos que de aquí a 5 años este sector social tenga una mayor participación en la apicultura”, expresó el burgomaestre de Portachuelo.
Borja también puntualizó que existen tres principales factores que impiden a los jóvenes no tener una gran participación en la producción de miel. “El principal escollo es que no existe una institución que brinde a los jóvenes formación en apicultura, por cuanto actualmente no tienen conocimiento técnico y experiencia en el trabajo con abejas. Otro de los factores es el económico, debido a que es necesario realizar inversiones y la apicultura no es una opción abierta para lograr financiamiento bancario, porque los materiales que se compran no son considerados como una garantía. Además, desde el gobierno no sea desarrollado un plan de fomento que proporcione capacitación, recursos y mercados para que la apicultura sea una actividad atractiva”, finalizó la autoridad municipal.