El ganadero a lo largo del año debe estar preparado para atacar diferentes tipos de plagas como el caso de la mosca de los cuernos que amenazan el desarrollo óptimo del hato. Estas enfermedades en muchas ocasiones aparecen en ciertas etapas de la vida del animal y también pueden aparecer dependiendo de la temporada del año.El mal de la mosca de los cuernos no causa la muerte de los bovinos, sin embargo afecta el bolsillo de los ganaderos que están obligados a invertir capital en medicamentos para controlar el parásito, con el objetivo de que este no afecte la productividad del animal.
Guerin Bladimir Sensano, jefe del Departamento Técnico de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), comentó que una de las muchas plagas que atacan al ganado es la “Haematobia irritans o Lyperosia irritans” más conocida como la mosca de los cuerno o también llamada mosca de la paleta. Este es uno de los insectos más perjudiciales del ganado vacuno en Europa, África y toda América, presentándose más en bovinos de pastoreo extensivo y de engorde que en lecheros, pero también ataca ocasionalmente a caballos y ovejas.
“Las moscas de los cuernos adultas son pequeñas (3 a 5 mm) y pasan casi todo el tiempo sobre el hospedador, normalmente mirando hacia abajo. Sus lugares preferidos son el lomo, los flancos, la panza, y la base de los cuernos. Tanto las hembras como los machos chupan sangre durante las 24 horas del día. Se alejan del hospedador exclusivamente para poner huevos. Este insecto se caracteriza por tener un ciclo biológico rápido que depende de la temperatura ambiente, la humedad y la calidad de la bosta. El máximo poblacional se da en la época de primavera y verano.

360 son los huevos que puede poner una sola mosca hembra durante su vida útil, siendo entre 6 a 8 semanas el tiempo de vida de este parásito. .

La duración de la temporada depende de las condiciones climáticas. Abundan especialmente con tiempo cálido y húmedo”, indicó Sensano al momento de añadir que el ciclo de vida de esta mosca en verano dura un promedio de 9 a 12 días. Las hembras adultas ponen huevos sobre la bosta fresca. Las pupas (crías) de las últimas generaciones superan el invierno y durante una temporada pueden sucederse diez y más generaciones.

Genera pérdidas al productor
Entre tanto, Raquel Mariscal, veterinaria zootecnista, indicó que el daño directo de esta mosca es por la acción de succión de sangre e indirectamente por el gasto de energía y pérdida de tiempo del animal en la rumia y en su alimentación por espantar esta plaga. La irritación e intranquilidad en los bovinos provoca en ellos una disminución en la eficiencia productiva.
“Las pérdidas económicas generadas por H. Irritans no solo se relacionan con su acción hematófaga sino también por la transmisión de enfermedades infecciosas como queratoconjuntivitis, brucelosis, clostridiosis, anaplasmosis, carbunclo, salmonelosis y estomatitis vesicular, entre otras”, complementó Mariscal.
Según datos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina, la principal consecuencia de este parasitismo por este agente es la pérdida de peso. En forma práctica, se estima que a nivel productivo se pueden perder 10 kilos de peso por animal y por año.
A su vez, se disminuye la eficiencia alimenticia, reduciendo la ganancia de peso, dando de 7 a 8 kilos menos de ternero al destete. También la infestación de 200 moscas por animal, pueden reducir la producción de leche en unos 0,5 litros diarios.
moscaTemporada para su aparición
En este marco, Mariscal señaló que la mosca de los cuernos comienza a verse en los animales en octubre y su presencia va disminuyendo hacia abril, coincidiendo con la disminución de la temperatura ambiente.
“La población de moscas presenta 2 picos importantes, el primero hacia fines de primavera, y el otro hacia fines de verano-principios de otoño. Durante el verano el 99% emerge entre las 15:00 y las 18:00 horas del día”, señaló la profesional.