Es una enfermedad a nivel mundial que afecta solamente a los cítricos, por ende las autoridades ponen énfasis en que los productores deben cuidar sus cultivos citrícolas.

Esta enfermedad de los cítricos fue detectada por primera vez en Asia, su nombre es ‘Huanglongbing’, más conocida como HLB o retoños amarillos. Es una enfermedad provocada por  bacterias  y afecta directamente en especial a los cítricos. Entre los más importantes están, limón, naranja y mandarina. Esta enfermedad se la conoce por el acrónimo HLB y también por el nombre inglés de Greening o Ex-Greening. Los daños que producen son deformaciones en los brotes, coloraciones variadas en los frutos y otros. La enfermedad reduce la producción y en casos avanzados puede llegar a matar a los árboles.

Las hojas enfermas presentan manchas asimétricas de color verde claro o amarillo pálido, además de engrosamiento y aclaración de las nervaduras. En ramas, si estas contrastan con el verde normal del resto de la planta, caída de hojas y frutos prematuros, el HBL desgraciadamente está presente. El HLB es una enfermedad que no perdona a ningún cítrico y en Estados Unidos hay una gran campaña para encontrar un tratamiento efectivo para el “enverdecimiento” de los cí- tricos, como llaman a esta enfermedad que ha diezmado las industrias de cítricos en todo el mundo.

Síntomas La HLB hace que la planta produzca frutos deformes y asimétricos con columnas de coloración amarillenta o anaranjada y aborto de semillas, además de coloración invertida. Una manera importante de diseminar el patógeno a grandes distancias es mediante el traslado de yemas y plantas infectadas, razón por la cual los países afectados han implementado programas de certificación de viveros, mediante los cuales garantizan que las plantas que llevan a campo van libres de este y otros patógenos. El “Huanglongbing” es una enfermedad transmitida por injerto lo que identifica la importancia del programa de certificación de viveros citrí- colas, como programa necesario para eliminar las enfermedades citrícolas transmitidas por injertos en general y esta en partícula. La transmisión del HLB por injerto depende de varios factores, como por ejemplo, la parte de la planta usada para el injerto, cantidad de tejido usado y el tipo de patógeno.

El HLB se considera una de las enfermedades más destructivas para los cítricos en el mundo, es una enfermedad grave porque no permite el uso de injertos en la búsqueda de resistencia, como sí sucede con otras enfermedades como la muerte súbita o la tristeza de los cítricos. A la fecha, el HLB infecta independientemente del injerto que sea utilizado, ya que no hay materiales resistentes. Tampoco existe un control químico disponible, como sí ocurre con otras enfermedades. Cabe destacar que los más grandes productores de cítricos son China, Brasil y EEUU y todos ellos en la actualidad tienen el HLB. En Santa Cruz, las autoridades se encuentran en constante seguimiento de esta enfermedad y a través de ferias, charlas y presentaciones, capacitan a los citricultores a evitar esta enfermedad en los cultivos. Juan Fernando Ascarrunz, director departamental de Sanidad e Inocuidad Agropecuaria (DSIA), resaltó el esfuerzo por parte de las instituciones para concientizar a toda la sociedad de lo importante que es la protección de los cítricos en el país.

Asimismo consideró que es fundamental seguir  brindando e incrementando el apoyo a los productores mediante la capacitación, tanto en el componente sanitario como en la adopción e implementación de las buenas practicas agrícolas, con el objetivo de mejorar la cantidad y calidad de la producción para satisfacer la demanda del mercado interno, así como también la generación de excedentes con miras a la exportación. El presidente de Asociación de Horticultores y Fruticultores (Asohfrut) Nué Morón, destacó a las instituciones y organizadores por haber realizado la Feria Citrícola y socializar el tema de la HLB, además por trabajar en el cuidado de los cítricos, considera que es importante seguir avanzando, para que cada vez participen más productores. “Necesitamos ser conscientes del peligro que significa el ingreso de esta enfermedad, agradecer la participación de los estudiantes  porque nos ayudaran a difundir la gravedad de esta enfermedad que ya se encuentra en los países vecinos”, enfatizó.  Recomiendan a los productores tener cuidado con la plantaciones de jazmines porque es un hospedero potencial del vector de esta enfermedad.