La influenza aviar es transmitida por aves silvestres infectadas que al ingresar en las granjas transmiten esta enfermedad. Los avicultores tienen estrictas medidas de bioseguridad para que este virus no ingrese a sus instalaciones y exista un foco de contagio.El brote de gripe aviar que dio a conocer el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Chile a inicios de año, activó las medidas de emergencia en Bolivia y en todos los países vecinos. Por cuanto este medio recurrió al Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), la Dirección de Sanidad Agroalimentaria (DSA) y la Asociación Departamental de Avicultores (ADA) para conocer un poco más sobre este virus y las acciones que están realizando para evitar contagios de esta enfermedad en aves de granja.

Mauricio Ordoñez, director nacional del Senasag, informó que la influenza aviar, es una enfermedad infecciosa de las aves causada por la cepa tipo A (H5N1) del virus de la gripe.
“El virus de la gripe aviar normalmente no infecta a los seres humanos. Sin embargo, se han conocido casos de cepas hiperpatógenas que han provocado enfermedades respiratorias graves en el hombre”, comentó Ordóñez.

En este marco, Hernán Sánchez, coordinador del Área de Sanidad Aviar de la DSA, indicó que este virus se encuentra de forma natural en las aves acuáticas de todo el mundo y estas son quienes logran infectar a las aves de corral.
“Las aves acuáticas que migran de una zona a otra, pueden infectarse con este virus en los intestinos y el tracto respiratorio, pero en general no se enferman. En cambio, este mal logra enfermar y matar a las aves de corral como pollos, patos y pavos. Las aves infectadas pueden diseminar los virus de influenza aviar por medio de la saliva, las secreciones nasales y heces”, explicó Sánchez.

Por su parte, Ricardo Alandia, presidente de ADA, destacó que todas las granjas avícolas cumplen estrictamente con las medidas de bioseguridad, que es un conjunto de prácticas de manejo diseñadas para prevenir la entrada y transmisión de agentes patógenos que puedan afectar la sanidad de las aves.

“Para evitar un brote de cualquier enfermedad dentro nuestras granjas los productores contamos con medidas de bioseguridad, las cuales se activan desde el ingreso de cualquier persona o motorizado a la propiedad. Es así, que contamos con personal que realiza una estricta revisión al motorizado que ingrese, para que después el vehículo pase por los arcos de desinfección que está instalados a pocos metros de la entrada principal. Por otra parte, las personas que ingresen a las propiedades avícolas, tiene que duchase y colocarse los uniformes de ingreso, a esto se suma la implementación de pediluvios en las diferentes zonas para evitar transportar heces fecales u otras basuras en las suelas de las botas”, resaltó Alandia al momento de dar a conocer que actualmente todos los productores tienen prohibido la entrada de cualquier persona o motorizado extraño a las unidades productivas.

Sumándose a esta medida de seguridad, Omar Benavides, responsable del Programa Nacional de Erradicación de la Salmonelosis y Sanidad Aviar (Pronesa), añadió que todas las granjas que están cerca de humedales o reservorios de agua, son vigiladas por el Senasag con el fin de reducir el riesgo de transmisión por parte de aves migrantes.

“Los técnicos y veterinarios del Senasag realizan el control de aves migratorias en los humedales que estén cerca de las granjas avícolas. Cochabamba es el departamento donde existen registrados más humedales y cerca de estos hay granjas avícolas, por cuanto hay una cuidadosa vigilancia. En cambio, en Santa Cruz los humedales son muy pocos y están distantes de las zonas productoras de aves domésticas”, finalizó Benavides.

Senasag Impide el ingreso de 9 toneladas de carne de pavo al país

Bolivia frena la importación de nueve toneladas de carne de pavo procesado proveniente de Chile, debido al reporte de casos de influenza aviar detectado en el país vecino. Por su parte, la Asociación Departamental de Avicultores (ADA), dio a conocer que el foco reportado por el vecino país es de baja patogenicidad, por cuanto es muy poco probable que pueda ser transmitida a los humanos. Mauricio Ordoñez, director Nacional del Senasag, informó que en busca de cuidar el estatus sanitario de ‘País Libre de Fiebre Aviar’, el Gobierno emitió la Resolución Administrativa N° 005/2017 con el que toma las previsiones de cerrar las fronteras bolivianas a Chile en busca de proteger la avicultura nacional ante un reporte de gripe aviar en una granja avícola de pavos ubicado en la comuna de Quilpué (Valparaíso), por cuanto se prohibió la importación de aves, huevos y productos o subproductos de origen avícola. “Plasmando esta resolución, durante la segunda semana del primer mes del 2017, hemos procedido a intervenir 9 toneladas (t) de carne separada mecánica de pavo en el puesto fronterizo de La Paz, toda vez que estos productos cárnicos provenían de Chile. Estamos haciendo todas las acciones que corresponden para que estos productos retornen al país de origen, caso contrario procederá a su incineración”, comentó Ordóñez al momento de dar a conocer que durante el 2016, Bolivia importó 188 toneladas entre carne y embutidos de pavo. Entre tanto, Ricardo Alandia, presidente de ADA, convocó a la población a apaciguarse, debido a que en el ámbito técnico y productivo todo está controlado y la provisión de productos avícolas está asegurada. “Chile informó que este foco de virus de influenza aviar es de baja patogenicidad, por cuanto es muy poco probable que pueda ser transmitida a los humanos por el consumo de carne de pollo, pavo u otra ave doméstica. Además, da cuenta que es un caso que reviste el mínimo de nivel de riesgo para la salud animal”, aclaró el dirigente de los avicultores.