¿Que es la Ganadería Mixta?

La ganadería mixta, que combina el pastoreo de vacas y ovejas en campos naturales, se presenta como una alternativa sustentable para lo productores pues favorece la conservación del ecosistema, evita la degradación del suelo y al mismo tiempo, es un sistema beneficioso desde el punto de vista económico. Este tipo de pastoreo posibilita asegurar una estabilidad del ciclo productivo.

El secreto para mejorar los forrajes es permitir la presencia de ovejas y reses en campos naturales, como una alternativa sustentable que beneficia el bolsillo de los productores que aumentan sus ganancias.

Se ha comprobado que el pastoreo mixto evita la degradación del suelo y aumenta en más de 100 kilogramos por hectárea día la producción de carne en ovinos y bovinos.

En la actualidad, la tecnología disponible duplica y hasta triplica los
valores productivos de los sistemas mixtos, con relación a las cifras
que se obtenían hace 50 años, cuando el promedio era de 40 o 50
kilos por hectárea y por año.

Ventajas de la Ganadería Mixta

Entre sus principales ventajas, el sistema de ganadería mixta favorece
la conservación del ecosistema natural y evita la degradación del suelo.

El mediano productor no utiliza a la oveja solo para el pastoreo mixto, sino que aprovecha su carne y su lana en forma comercial.

Pastoreo conjunto: Esta práctica se realiza en los campos altos, debido a que el ganado ovino no puede desarrollarse en las zonas de bañado. Las vacas comen el pasto más alto y rústico y dejan las pasturas más tiernas y bajas que son el alimento de las ovejas. Además, el pastoreo conjunto tiene implicancias positivas para el control de las enfermedades, en especial, de los parásitos. Ambas especies se benefician porque el ovino come las larvas que afectan a los bovinos y viceversa.

En cuanto a la superficie productiva, la ganadería mixta puede abarcar casi el mismo terreno de la ganadería común.

El beneficio para el ganadero que implementa pasturas en su predio está en conocer que la producción de forrajes, en un ambiente con óptimas condiciones ambientales, justifica los costos de inversión.
Lo que sí tienen en común ovinos y bovinos es el tipo de alimento que reciben. Las pasturas están incluidas como alimento predilecto de las ovejas con resultados favorables en su productividad. La única diferencia, es que los ovinos son animales que prefieren los pastos de corte bajo y tienen gran preferencia por la mombasa. En sistemas extensivos lo ovinos reciben pasturas, en los semi intensivos e intensivo pastos de corte. También comen concentrado y sales mineralizadas, igual que en la ganadería bovina.
Producción ovina: Constituye una de las fuentes para satisfacer la demandas calóricas y proteicas del hombre, representa el 8% de la producción de carne mundial, brinda además una variada gama de productos como leche, lana, carne, piel entre otros, de económica
explotación, fácil manejo y buena adaptabilidad además de ser amiga-
bles pues no tienen ningún problema de compartir sus campos con el
ganado vacuno. Según el INE hasta el año 2017 el número de ovinos
en el país oscilaban los 2.210.720 animales y para el 2018 solo en el
departamento cruceño se cuantificó 50 mil cabezas.
Producción bovina: El ser humano puede generar grandes ganancias en la crianza de estos animales debido a que puede obtener diversos elementos de ellos como su carne, piel o leche, por ende se puede decir que el ganado vacuno es una de las mejores inversiones económicas en cuanto a la crianza de animales se refiere; además generalmente sus derivados son utilizados para la realización de otros productos de uso humano. En el año 2017 el INE informó que el número de ganado bovino en el país ascendía los 9.304.572 de animales mientras que en el 2018 el presidente de Fegasacruz informó que solo en Santa Cruz se tenia cuantificado 3.978.264 animales .