La hipocalcemia es una enfermedad metabólica que se manifiesta por presentar unos niveles de calcio en sangre bajos, que aparece entre 24 horas antes del parto hasta 4 días postparto y se caracteriza por la aparición de debilidad, postración, la vaca no puede levantarse y en caso grave puede llegar al shock y muerte del animal.

Las vacas lecheras son propensas a muchas enfermedades, una de ellas es la llamada fiebre de leche. Esta descompensa a la hembra llegando a postrarla e impedir sus movimientos. Conozca cuáles son sus síntomas y tratamientos.

La fiebre de leche es una enfermedad que le da a las vacas luego de tener a sus crías porque pierden calcio y fósforo, que es consumido por los terneros cuando se están alimentando. Sus manifestaciones son numerosas y le genera un adormecimiento en los músculos del animal que limita sus movimientos.

¿Por que se produce la enfermedad?

Esta es una hipocalcemia hipopotasemia que se presenta por bajos niveles de calcio y fósforo a nivel sanguíneo, más que todo el calcio, por lo tanto, estos dos al estar unidos, hay una pérdida conjunta.

Esta enfermedad se presenta en los primeros días del parto, pues el ternero empieza a succionar leche, por lo cual la vaca pierde esa cantidad de calcio circulante y queda totalmente descompensada.

Síntomas:

 El animal se descompensa de manera anímica, pierde movimiento muscular, entonces al momento de estar deprimida la cantidad normal que debe circular, la vaca entra en un estado de sopor que es un adormecimiento, se tira al suelo y pierde toda la movilidad quedando funcionando solo los movimientos involuntarios como la respiración, el latido cardiaco y la función gastrointestinal

La enfermedad se puede manifestar de forma clínica y de forma subclínica.

La forma clínica se puede dividir en 3 etapas.

La etapa 1, de corta duración, se manifiesta por un breve estado de excitación y tetania con hipersensibilidad y temblores musculares. El animal trata de no moverse y no come. Si el animal es obligado a moverse sus movimientos son dificultosos dada la rigidez de los miembros y cae fácilmente.

La etapa 2 se caracteriza por decúbito esternal. El animal se presenta deprimido torciendo la cabeza como mirándose el flanco. La tetania de los miembros ha desaparecido, pero igualmente el animal no puede levantarse. El hocico está seco, las extremidades frías y la temperatura rectal ha disminuido a 36oC.

La etapa 3 muestra un estado de coma con decúbito lateral. El animal no puede levantarse y se produce un meteorismo secundario.

Si el animal no recibe tratamiento rara vez hay recuperación, muriendo por insuficiencia respiratoria.

Si conjuntamente existe una hipomagnesia (disminución del Mg en sangre) el animal mantiene el cuadro de tetania e hiperexcitabilidad en todas las etapas.

Las vacas afectadas de paresia puerperal clínica y/o subclínica son de 3 a 9 veces más susceptibles de contraer otros trastornos asociados al periodo del parto. Estos trastornos secundarios se manifiestan por una menor motilidad gastrointestinal, menor consumo voluntario, menor producción de leche, retención de placenta, retraso en la involución uterina y aumento en la prevalencia de mastitis clínica.

Prevención: 

Se debe mantener el metabolismo del Ca activo, la vaca en el periodo seco, sus necesidades de Ca son bajas, aproximadamente 30 g/día, pero en el momento del parto con la producción de leche hay una fuerte demanda de Ca y si los mecanismos de regulación no son eficaces, da lugar a la hipocalcemia.

El mecanismo de absorción del Ca es de dos formas, por una parte hay una absorción pasiva que es por diferencia de gradiente y el Ca pasa del intestino a sangre y por otra, la absorción activa que precisa de una proteína transportadora de Ca en el enterocito, para captar el Ca de intestino y pasarlo a la circulación sanguínea.

Si a la vaca seca la aportamos mucho Ca, la absorción activa desaparece ya que no la necesita y al parto tarda 48 horas en activarse. En el parto se da un déficit de Ca y se activa la Paratohormona (PTH)  que toma la vitamina D y la lleva al hígado, donde sufre una hidroxilación para después ir al riñón donde se da otra hidroxilación y llega a las células intestinales donde se crea a través del rna mensajero la proteína transportadora del Ca.

  • Aportar suficiente Magnesio (3,8 g/kg MS), que actúa en los receptores de la PTH.
  • Uso de sales aniónicas , que van a dar condiciones de acidez, que aumenta la solubilidad del Ca y su absorción, manteniendo un DCAD -100 -150. Como efecto adverso, es que las sales aniónicas son poco palatables y disminuyen la IMS.
  • Uso de secuestrantes de Ca en el preparto.
  • Aporte de vitamina D.

Tratamiento:

Ante la presencia de una vaca con fiebre de leche y tumbada, se debe administrar solución de Ca por vía intravenosa. Sin embargo, para el tratamiento de la hipocalcemia subclínica está  indicado el uso de Ca por vía oral, que mantiene niveles más elevados de Ca en sangre 20, 24 y 36 horas después del tratamiento. 

El uso de soluciones de Ca intravenoso en  vacas al parir, está contraindicado , ya que provoca un pico elevado de Ca en sangre e inhibe la PTH, dando lugar a la aparición de hipocalcemia subclínica, con presencian de niveles más bajos de Ca en sangre en comparación con las vacas no tratadas.