foto-mauricio-ordon%cc%83ez

“Aprendimos a actuar juntos el sector público y privado”

El crecimiento productivo está estrechamente ligado al cumplimiento de normas sanitarias, bajo esa premisa el sector público y privado han logrado establecer coincidencias que hoy les permite transitar en una misma ruta. En ese norte, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) asume un papel protagónico, se fortalece, genera líneas de coordinación, asimila necesidades, muestra apertura y observa el futuro de manera positiva, al respecto, el director nacional de esta institución, Mauricio Ordoñez, un joven profesional, conversó con Campo Agropecuario.
¿Quién es Mauricio Ordoñez?
Mauricio Ordoñez es un ingeniero agrónomo nacido en La Paz, de padres chaqueños. Mi primer trabajo fue el Senasag y ya estamos 10 años en la institución, empezamos en el puesto más bajo, como encargado
de ventanilla única, luego responsable de puesto de control, técnico fitosanitario, profesional 1 en sanidad vegetal, trabajamos en el tema de la mosca de la fruta, encargado de registro y certificación, coordinador de sanidad vegetal, director departamental de Santa Cruz y luego de una evaluación del Ministerio de Desarrollo Rural, estamos ya dos años y medio como máxima autoridad del Senasag.

Tiene un conocimiento completo de la institución.
Ha sido un aprendizaje que nos permite trabajar para mejorar.
Hay una suerte de cohesión con instituciones. Algo está sucediendo.
¿Qué es?
Hemos logrado interactuar de manera conjunta entre el sector público y privado, hemos entendido que para alcanzar nuestras metas es trabajando de manera conjunta. Ha sido resultado, el aprendizaje, de haber sido declarado país libre de aftosa. Fue una tarea conjunta entre el sector público y privado con nuestros productores, gobiernos departamentales, nacionales; esa cohesión de todos los niveles gubernamentales y las empresas. Jalando el carro al mismo lado, nos lleva a cumplir nuestras metas.
¿La apertura de la institución es lo que permite avanzar?
Dentro de nuestra administración hemos marcado metas y justamente la apertura es una de ellas; el trabajo tiene que ser de conjunto, todas nuestras normativas tienen que estar consensuadas para que sean aplicables con todo el sector. Si bien somos el ente regulador, pero acá tenemos que escuchar al sector privado, ver sus necesidades, sus debilidades, ver si van a poder acceder al cumplimiento de
normativas. Y si no van a poder ver cómo hacer la adecuación para poder obtener resultados exitosos como la certificación de la fiebre aftosa, ahora también la certificación de Totaí Citrus como área de baja prevalencia, son 3.000 hectáreas que van a ser exportadas. Esos son resultados del trabajo conjunto.
¿Cuán importante resulta el Senasag para el desarrollo del país, se
convirtió en un eje?
El Senasag en la parte sanitaria es vital, todos nuestros productores, tanto el sector pecuario como el sector agrícola y que todo el sistema productivo va girando de la mano del Senasag en cada uno de los pasos, desde la importación de insumos, la siembra de la semilla, el seguimiento de procesos de exportación y certificación, absolutamente estamos en el acompañamiento, estamos en cada uno de los eslabones del sector productivo. Vemos seguridad alimentaria, que se cumpla y proteja al país desde el punto de vista sanitario, eso lo entendió el sector privado y público, por eso nuestro presidente ha sacado la ley de sanidad agropecuaria e inocuidad alimentaria.
¿Eso implica más recursos?
Sí, va a venir mayor inversión de parte del Gobierno nacional, hablamos de 174 millones de bolivianos, hemos hecho la gestión para que el Gobierno pueda garantizar una inversión con recursos. También
tuvimos la capacidad de interactuar crear acuerdos, consensos y realizar la actualización de la tasa por servicios prestados con todos nuestros productores a nivel nacional.
¿Se está potenciando a la institución?
Se está potenciando y estamos creciendo bajo una planificación,
tenemos muchas metas en los próximos cinco años, el tema de la
erradicación de New Castle en el sector avícola, erradicación de la
Peste Porcina Clásica en el sector porcícola, la declaración de dos
zonas de baja prevalencia de dos municipios productores de cítricos
en los municipios de El Torno en Santa Cruz y Luribay en La Paz, la
mantención del status de fiebre aftosa, también tener la declaración
de baja en el tema de encefalopatía o vacas locas para poder certificar
ante la OIE la no presencia, estamos realizando la coordinación
conjunta con el sector ganadero.
¿El escenario va a ser distinto en el corto plazo?
Justamente, pretendemos cambiar el tipo de atención que se brinda
al cliente, apuntamos a que en los próximos cinco años nuestros
usuarios puedan emitir su permiso de importación y exportación
desde sus oficinas, que ya no tengan que venir al Senasag, que todos
los documentos sean digitalizados, crecer también en recursos
humanos porque el proceso de fiscalización también es importante
para nuestros usuarios para quienes realizan importación, para quienes
realizan producción. Prevemos crecer de 867 funcionarios que
somos hoy a 1.500 en los próximos cinco años.
¿El Senasag está viviendo una nueva etapa institucional?
Exactamente, a raíz de la aprobación de nuestra ley estamos en la
elaboración del decreto reglamentario, estamos estructurando, realizando
una reingeniería del Senasag, vamos a hacer la creación de
nuevas unidades, de nuevas áreas, justamente buscando dar respuestas
a la necesidad del sector productivo.
¿El Senasag da la talla de sus pares de Brasil y Argentina?
Justamente ya el Senasag es reconocido a nivel nacional y a nivel internacional,
estamos trabajando de manera activa y también aportando
a la elaboración de normativas en la Comunidad Andina, en el
Mercosur, Panaftosa, compartiendo nuestras experiencias. De igual
forma, hemos sido reconocidos por el Organismo Mundial de Sanidad
Animal; la estructura que tenemos ha sido evaluada y valorada
por esta institución y por eso es que mantenemos el estatus después
de dos años de haber sido declarado país libre de aftosa.