Los frijoleros han sembrado 25 mil hectáreas en Santa Cruz. Proyectan rendimiento de 1.5 toneladas por hectárea. San Julián y Fernández Alonso los municipios con más hectáreas cultivadas. Exportación de esta leguminosa bajó en los primeros cinco meses de esta gestión.

Los 20 mil productores de frejol de Santa Cruz, desde la primera quincena de agosto ingresarán a sus chacos con la expectativa de llegar a producir más de 37 mil toneladas de esta leguminosa. Por otra parte, las exportaciones de este grano en los primeros cinco meses de esta gestión, ha disminuido un 82% en volumen a comparación de similar periodo del 2016. Víctor Choque, director del Programa Frejol del Instituto de Investigaciones Agrícolas ‘El Vallecito’, informó que en el departamento los productores han sembrado 25.000 hectáreas de frejol y que este cultivo sufrió una leve quemadura producto del frente frío que ingresó la semana pasada, pero de caer una ligera precipitación durante estos días, los cultivos podrían mejorar notoriamente.

El Dato“Los municipios de San Julián y Fernández Alonso registran la mayor superficie cultivada de frejol. 15 por ciento de la producción de frejol es lo que se consume en el mercado interno y el restante 85% se exporta principalmente al mercado de Brasil”

“Proyectamos que el rendimiento promedio será de 1.5 toneladas por hectárea, con lo cual tendríamos una producción de más de 37 mil toneladas para comercializar en el mercado interno y externo”, indicó el experto. Choque indicó que las zonas donde se cultiva el frejol en Santa Cruz es Montero, Fernández Alonso, Chané, Sagrado Corazón y San Pedro (Norte Integrado),  Cuatro Cañadas y San Julián (este) y Samaipata, Mairana, Los Negros, Pampagrande, Comarapa, Vallegrande, Moro Moro y Saipina (los valles cruceños), además de  Sara, Guarayos y Chuquitos (Chiquitania) y Lagunilla y Gutiérrez (Cordillera). El entendido en la producción de frejol también indicó que esperan hasta el inicio llegar a tener buenos precios que ronden entre 180 a 200 bolivianos el quintal.

 

Por otra parte, hasta mayo Bolivia logró exportar alrededor de 1.700 toneladas de frejol, registrando una disminución de 82%, frente a las 9.000 toneladas que se logró comercializar el año pasado en similar periodo. “El Gobierno debería abrir nuevos nichos de mercado, como ser países de Centroamérica y de la Unión Europea”, concluyó Choque.