L a exportación de carne de cerdo es la meta que se ha fijado la Asociación Departamental de Porcicultores (Adepor), sobre todo después de la puesta en marcha del Programa Nacional de Erradicación de la Peste Porcina Clásica (PPC) y la finalización del primer censo porcícola a nivel departamental, aspectos que permiten iniciar nuevas estrategias de comercialización.

A decir del presidente de esta institución, Javier Urenda, la comercialización de este producto a mercados internacionales podría darse hasta en un corto plazo, aunque todo dependerá de la voluntad política y del acercamiento con los mercados. Campo Agropecuario conversó con Urenda, ingeniero comercial que lleva 12 años ligado al rubro agropecuario y que en la actualidad tiene la misión de enfrentar los desafíos del sector porcícola departamental.

¿Cómo ve el crecimiento del sector porcino en los últimos años?

El sector porcino, a nivel departamental, ha duplicado la cantidad de producción en los últimos diez años. El sector privado, en particular, ha tenido un crecimiento sostenido en los últimos seis años que ha ido acompañando, a su vez, la demanda de carne de cerdo gracias a la consolidación de la campaña de incentivo que hemos logrado implementar. Los resultados del censo reflejan, además, la consolidación del liderazgo del sector porcino en Santa Cruz.

¿Qué razas de cerdos produce Adepor?

Las razas actualmente son razas híbridas, son razas seleccionadas de las mejores granjas, razas puras para poder consolidar mayores rendimientos obviamente empujando la parte genética respecto a carne magra con bajo nivel de grasa para que sea mucho más fácil y mucho más eficiente para que el comercializador pueda colocarla en el mercado.

¿Qué impresión le deja la realización del primer censo porcino departamental?

Para el sector porcino implica muchos beneficios de suma importancia que nos traerá respecto a la implementación de proyectos y políticas que podamos llevar adelante en lo que se refiere a la sanidad animal y la inocuidad alimentaria. Este tipo de trabajo, por el contenido de la extensión de datos estadísticos que nos refleja, nos ayudará muchísimo para poder hacer planificaciones en el sector con el objetivo principal que tenemos que es el exportar. Es importante conocer a profundidad la cantidad de animales que movemos nosotros para poder planificar, conjuntamente con la Gobernación y el Senasag, estrategias de datos y por supuesto de objetivos principalmente buscando la consolidación de la exportación. El censo para nosotros es muy importante por el hecho de que parte del objetivo principal de la erradicación de la PCC se inicia con un censo de animales, y dentro del programa nacional el punto principal de arranque es el censo y obviamente en conjunto con el Senasag tenemos que empezar a implementar toda esta serie de tareas con el fin de lograr el avance de este programa.

Javier Urenda, presidente de Adepor “Los avances que ha experimentado la producción de carne de cerdo en el departamento de santa cruz se ven materializados en el abastecimiento del 80% del mercado nacional. En la actualidad, las granjas afiliadas a Adepor cumplen con todos las requisitos sanitarios con miras a una futura exportación, aunque todavía el trabajo está centrado en la homologación de protocolos con los países interesados en la carne de cerdo nacional.”

¿Qué participación tiene Santa Cruz en el abastecimiento nacional de carne de cerdo?

Adepor probé el 70% de la producción departamental y con ese 70% nosotros brindamos el 80% de la carne de cerdo a nivel nacional.

¿A cuánto alcanza el consumo per cápita nacional?

Hay un aproximado, que es de 4,5 y 5 kilos per cápita (al año), pero nosotros justamente hoy estamos tratando de coordinar, tanto con el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, y otros sectores productores de proteínas, para realizar un censo nacional, un levantamiento de datos en lo que se refiere a la demanda de consumo de proteínas y con esa información vamos a poder hacer un cálculo más real y más certero de la cantidad de consumo en Bolivia. En los resultados de este censo, se constata que el 55% de las toneladas de carne de cerdo que se produce en Santa Cruz se consume en el mismo departamento, entre la ciudad principal y las provincias, y el resto se distribuye entre Cochabamba, La Paz, Sucre y un poco para Potosí.

¿Cuáles son los principales departamentos productores?

Santa Cruz cubre el 80% de producción nacional, luego viene Cochabamba seguido de Monteagudo (Chuquisaca), después algo de Tarija y el norte de La Paz que proveen el restante 20% a la producción.

¿Cómo está el sector en cuestiones sanitarias?

En lo que respecta a cuestiones sanitarias, el 100% de las granjas afiliadas a Adepor cumplen con el reglamento sanitario porcino y, con esto, podemos ingresar dentro de un parámetro que tiene el Programa de Erradicación de la Peste Porcina Clásica (PPC) que es la compartimentación, que eso quiere decir que si nosotros nos cerramos como núcleo productivo, automáticamente cumplimos con todos los requisitos a nivel primario de la producción. Ya tenemos un matadero con categoría uno que es el matadero de Sofía y lo que se está tratando de hacer es una coordinación completa con la cadena de producción para habilitar el camino a la exportación.

¿Qué falta para lograr exportar?

Para concretar la exportación lo primordial es la consolidación y la homologación de los protocolos con los distintos países interesados, que es un trabajo técnico que tiene que realizar el Senasag porque es su responsabilidad, pero nosotros vamos a coadyuvar en lo que sea posible, por supuesto, colaborar con las empresas que estén interesadas para abrir el camino a la exportación.

¿La exportación podrá ser a corto plazo?

Si hay voluntad política, todo se puede. Creemos que el acercamiento que ya se ha hecho desde el año pasado a través del sector comercial ha abierto una de las puertas y luego de las reuniones que hemos tenido con el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras hemos visto que hay bastante predisposición para hacerlo, entonces tenemos como un objetivo primario consolidar el tema de homologación hasta finales de este año y poder abrir la exportación.

¿Esto implica mejores precios para el productor?

En realidad genera un equilibrio interno dentro de la oferta y por supuesto nos permite proyectar un crecimiento sostenido para poder lograr la ampliación de lo que es la producción porcina nacional.

¿Hay plazos establecidos para erradicar la PPC?

Sí. El Programa Nacional de la Peste Porcina ya ha dado sus primeros pasos y con este censo nosotros podemos dar un salto. En esta primera etapa lo que queremos tratar como sector, a través de la CAO y en coordinación con la Gobernación y el Senasag, es que la tomen como una herramienta de arranque (al programa) para no esperar que se realice un censo nacional que puede demorar bastante tiempo y puede dilatarse de alguna manera la consolidación de este plan que en la coyuntura, por el momento, en función a requerimiento de los países interesados en la carne de cerdo, todavía no es una un requisito fundamental el tema de la erradicación de la PPC.

Entonces, ¿en cuántos años se podría iniciar la exportación?

En el plan de la PPC creemos que se puede consolidar en dos o tres años, pero eso no impide que podamos exportar a partir de este año porque, dentro de la homologación, los países vecinos exigen ciertas condiciones que, a nivel productivo en la parte de primaria de la producción, las granjas las cumplimos con todos. Además hay un sistema de transporte que también cumple con las características y también tenemos un matero con categoría uno para poder exportar. Entonces, básicamente es pulir un poco la homologación de esos protocolos para abrir las puertas de la exportación.

¿El presupuesto para consolidar la exportación vendrá solo de la parte privada?

Tenemos que llegar a coordinar tanto con el Gobierno nacional, la Gobernación y las alcaldías para que conjuntamente con el sector privado podamos ejecutar ese plan de exportación en el menor tiempo posible y, por supuesto, cumpliendo a cabalidad lo que termina la ejecución de esos planes. Obviamente que también se va a buscar financiamiento externo a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para poder consolidar mucho más rápido, porque esa es una de las limitantes para el avance de este tipo de planes a nivel nacional.