La construcción de cercos o alambrados en los predios ganaderos generalmente conservan la tradición de utilizar el alambre de púas, sin embargo es importante considerar los adelantos que han surgido con respecto al manejo de los animales y la aparición de las cercas o alambres eléctricos que han constituidos en los ganaderos una nueva visión en el manejo del animal en el campo.Existen dos tipos de alambrados o cercos, las cercas de púas y las cercas eléctricas. Para el empleo de cualquier tipo de cerca se debe considerar la raza que se maneja en la zona, si se utilizaran cercos perimetrales o internos, si están sobre rutas asfaltadas o caminos vecinales, entre otras.
El tipo de alambrado que se debe utilizar también puede variar de acuerdo a la actividad de cría o estabulada. Durante la producción ganadera no se puede prescindir de los alambrados para el manejo del ganado dentro del establecimiento, el cual se divide en parcelas o corrales, los cuales es ideal mantener corrales con tamaño grande.

La cerca eléctrica permitirá tener el control del ganado, evitando su pérdida, así también podrá identificar situaciones de riesgo con el abigeato, esto le significará mayor seguridad y menores costos en mano de obra.

CERCA DE PÚAS
El alambre de púas, alambre de espinos o alambrada  es uno de los tipos más elaborados para el uso doméstico, rural y de obstáculos militares.  El alambre de púas tiene una gran variedad de usos, alambrar, cercar, contener animales, brindar protección, seguridad a propiedades, etc.
Poseen una excelente capa de galvanizado, destacándose su economía y duración. Sus púas son fuertes, firmes y punzantes, se producen con alambres de baja y alta resistencia de acuerdo con las necesidades del consumidor. La durabilidad del alambre está relacionada con su medida, porque, mientras más delgado es, se expone mayor a la superficie y el aire.
También la localización de la propiedad influye mucho en la vida útil del alambre, ya que una propiedad ubicada en las llanuras del Beni sus alambrados duraran unos 15 años, mientras que en condiciones de climas muy secos, como en la región del Chaco, pueden durar unos 50 años.
El galvanizado y el aluminio prolongan la vida útil del alambre. Los postes de madera deben ser derechos y dar línea cuando menos, por un lado. Un poste de madera de 3 pulgadas de diámetro (7,5 cm) y de 2,20 m de altura se quiebra con un golpe de 200 a 300 kg
El mismo largo de poste pero con 4 pulgadas de diámetro (10 cm) resiste entre 500 a 700 kg y de 5 pulgadas (12,5 cm) resiste entre 700 a 900 kg Es en este sentido que los postes deben tener un mínimo de 10 cm de diámetro y 2,20 m de largo. Por su parte, los machones deben ser de madera dura que resistan por muchos años al entierro y a las inclemencias del tiempo.
Pueden ser cuadrados con 15 cm de ancho o redondos entre 15 a 20 cm de diámetro y con 2,50 m de largo. El cerco de 4 hilos de alambre de púas en terreno arenoso con postes cada 3 m y machones cada 50 m: utilizado para ganado europeo o mestizo y alambrada perimetral. El cerco de 3 hilos de alambre de púas en terreno compacto con trabillas de alambre cada 2 m, postes cada 10 m y machones cada 50 m: utilizado para ganado lechero en lactación.

El cerco de 4 hilos de alambre de púas en terreno compacto con trabillas de alambre cada 2 m, postes cada 10 m y machones cada 50 m: utilizado para ganado lechero manso. Ventajas: La ventaja del cerco de alambre de púas es su fácil colocación y es extremadamente eficiente en terrenos con topografía irregular. Cuando se utilizan varillas se puede obtener soluciones eficientes y económicas para muchos casos. De acuerdo con el tipo de terreno, el sistema de cría, y el objetivo de la cerca, el número de hilos de postes y de machones utilizados y la distancia entre ellos varían Galvanizado; por ser resistente a la lluvia y al sol.
Económica; por tener rápida colocación, cumple con las necesidades de cada proyecto. Resistencia; por lo general resiste 300 kg. Desventajas: Las serias desventajas de la utilización del alambre de púas en predios pecuarios es relacionada al factor económico debido al uso excesivo de poste y alto costo de mantenimiento. Se utilizan 333 postes y 20 machones por km. También tiene la desventaja que representa un peligro para los animales más jó- venes y para el ganado lechero ya que las púas pueden ocasionar lesiones graves.

CERCA ELÉCTRICA
Uno de los grandes problemas que encontramos en la ganadería ha sido el manejo de los terrenos para pastoreo de los animales, especialmente en la construcción y mantenimiento de los cercos para lograr una buena rotación de los animales en cada uno de los potreros. Hoy, gracias a los avances de la tecnología, disponemos de un sistema de cercas eléctricas ‘Electro Shock’, el cual es una solución práctica y muy económica para obtener máximas ganancias de las subdivisiones de potreros, pueden ser mejor aprovechados, los animales están en mejor condición y las utilidades para el productor son mayores.
Un cercado eléctrico está formado por un energizador o pulsador, el cual debe ser alimentado por una fuente de energía que puede ser la red eléctrica convencional, un acumulador o batería. El pulsador cumple con la función de elevar el voltaje a niveles de 5.000 a 9.000 y hasta 15.000 voltios pero con niveles de energía muy bajos lo que solamente provoca un ‘choque’ eléctrico sin peligro de electrocutamiento para quien lo recibe. Para que este efecto de ‘Choque’ funcione deberá haber una conexión directa a tierra, de ahí que el otro elemento importante del sistema es la conexión a tierra, la cual deberá ser muy firme y el terreno deberá tener un nivel de conductividad aceptable, de ahí que se recomienda que este húmedo.
En el momento en que el animal toca el cerco eléctrico recibe una descarga eléctrica, la cual la asocia como un golpe y reacciona en consecuencia. El periodo de aprendizaje es muy corto y después de dos o tres ‘golpes’ respetan el cercado.
Tecnosol es una empresa cruceña que ofrece el servicio de asesoramiento e instalación de cercas eléctricas para el campo o ciudad. Mario Rodríguez, ingeniero de proyectos de dicha empresa, explica que el uso de cercas eléctricas para el ganado es la manera más barata y eficaz para el manejo y resguardo del ganado. Además da a conocer los diferentes productos que Tecnosol tiene para el productor ganadero. Tecnosol S.R.L ofrece al mercado cercas desde los 20 kilómetros hasta los 200 kilómetros con precios que van desde los $us 180 hasta $us 400 las de mayor longitud. Rodríguez puntualiza que para obtener una cerca eléctrica para ganado de calidad es necesario contar un electrificador o generador de corriente de 1.200V a 1.500V que viene con panel solar, batería y para el montaje el alambre y los aisladores.
Ventajas: Efectivo control del ganado, menor costo de materiales y mano de obra, menor mantenimiento y más vida útil, por menor presión física sobre el cerco. Cabe destacar que rápidamente se instala, se traslada o se levanta gracias a su versatilidad en el diseño. Su aplicación tiene un control eficiente de todo tipo de animales, pastoreo rotativo o en franjas, cercos temporarios, cercos eléctricos permanentes, protección de cultivos, protección contra depredadores o animales salvajes, control de abigeato.(robo de animales), aislamiento de animales enfermos.

Seguridad de los animales: Una opción segura y eficaz frente al alambre de púas, el sistema de cercos eléctricos también funcionan para disuadir y proteger contra intrusos y depredadores.

Costo más bajo: El cerco eléctrico requiere menos instalación y material que las cercas convencionales (alambre de púas). Los animales son menos propensos a dañar una cerca eléctrica, ya que por lo general no lo tocan más de dos o tres veces produciendo un efecto psicológico más que físico lo que reduce el mantenimiento. Es importante invertir en componentes de calidad para reducir los problemas de mantenimiento y una mayor expectativa de vida en las cercas, aumentando su relación calidad-precio.

Facilidad de construcción: Simple y fácil de construir, las cercas eléctricas se pueden instalar rápidamente y con herramientas mí- nimas, ahorrando tiempo y dinero.

Larga vida: Las cercas eléctricas pueden durar mucho tiempo – hasta 10 años para las cercas eléctricas permanentes – cuando se construye con componentes y materiales de calidad.