El evento, que se realizó el 21 y 22 de febrero en Santa Cruz de la Sierra, promocionó el intercambio de información entre investigadores de la comunidad científica de instituciones públicas y privadas dedicados a las ciencias agrícolas.Por primera vez en Bolivia, se realizó la Academia Bayer de Innovación-ABI, una plataforma de trabajo creada para promocionar el intercambio de información entre investigadores de instituciones públicas y privadas dedicados a las ciencias agrícolas.
El evento que se realizó durante dos días,uno en la ciudad y otro en el campo, aglutinó a más de 60 investigadores de Argentina, Brasil, Alemania, Paraguay y Bolivia.
Para el director comercial de la división Crop Science de Bayer, Daniel D’Andrea, este evento fue una importante oportunidad para que los investigadores en el área de fitopatología y aplicación de la tecnología de los países participantes intercambien conocimientos y discutan temas significativos relacionados a las principales enfermedades de la soya y en el manejo de resistencia de enfermedades a fungicidas y la búsqueda de soluciones sostenibles a los principales problemas que limitan la producción de soya.
“Bayer tiene el orgullo de traer al país investigadores públicos y privados de distintos países de la región para en conjunto abordar el tema de las enfermedades de soja y proponer alternativas de solución para su manejo. La soya es el principal cultivo en Bolivia y las enfermedades son el principal problema que merma y trae daños al cultivo”, manifestó D’Andrea.

eventos2Por su parte, el gerente de Productos Fungicidas de la división Crop Science de Bayer para América Latina, Guillermo Estuardo Jara, indicó ser un momento histórico, ya que al traer la Academia Bayer de Innovación a Bolivia, se trae también todo el conocimiento que los científicos e investigadores de Argentina, Alemania y Paraguay  pueden compartir con Bolivia y enfocarse en sus necesidades a fin de encontrar soluciones alternativas de innovación”.
La ABI tiene como objetivo, discutir temas que pueden ayudar en el desarrollo de la agricultura. En América Latina, la iniciativa, en la que se desarrolla soluciones innovadoras para el campo, empezó en Brasil en la ciudad de BentoGonçalves (RS), en el 2011.