A más de medio mes de haber sido electo como presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Freddy Suárez, atendió gentilmente a la revista Campo Agropecuario y señaló que aún existen tres temas pendientes que deberá retomar con el Gobierno, con el objetivo de beneficiar a todo el sector agropecuario de Santa Cruz y el país.
Pese a que recién fue electo, usted ya venía trabajando en el directorio del señor Julio Roda. ¿Qué temas pendientes quedaron, ahora como nuevo presidente de la CAO qué deberá retomar?
Después de seis años de intenso trabajo en el directorio de la CAO, puedo resaltar que junto al presidente saliente (Julio Roda), hemos logrado grandes avances, pero aún existen temas pendientes que ahora tendré que dar continuidad como es la aprobación y uso de nuevos eventos biotecnológicos en la agricultura, la creación de la ventanilla única de Exportación y solicitar una verdadera lucha contra el contrabando. Estos son algunos puntos que han quedado todavía en el tintero, pero que retomaremos mediante diálogos con el Gobierno nacional

¿Cuán importante es para el sector agrícola contar con nuevos eventos genéticamente modificados?
Es fundamental y prioritario para el sector productivo y la economía del país, que los agricultores cuenten con nuevos eventos biotecnológicos en la producción de maíz, algodón, caña y soya, toda vez que el cambio climático está afectando la productividad de estos los cultivos y ha incrementado el costo de producción para el agricultor.

¿Cómo ayudará a la agroindustria la creación de la ventanilla única?
La creación de la ventanilla única de exportación acelerará los procesos del comercio exterior de diversos productos no tradicionales bolivianos, permitiendo comercializar más volúmenes en menor tiempo.
Nosotros tardamos 33 días para obtener el permiso de exportación, en cambio, otros países tardan solo 11 días. Es decir, que mientras Bolivia exporta una vez, ellos están exportando sus productos tres veces, por cuanto es un tema prioritario para el sector productivo del país. También sería vital la implementación de un ministerio de exportación, siendo una medida que incentivaría la producción e inversión del sector productivo.

¿Cree que las conversaciones con el Gobierno y la Aduana han dado soluciones al tema del contrabando de granos e insumos agrícolas?
Es vital solicitar al Gobierno políticas claras en la lucha contra el contrabando, situación que afectó al sector agropecuario de Bolivia, toda vez que la pasada gestión se identificó la importación ilegal de productos como leche en polvo, granos, hortalizas y embutidos procedentes de países vecinos e incluso desde la China. Este tema nos preocupa, debido a que los volúmenes de productos que han ingresado al país de forma ilegal se han incrementado. Según los datos que manejamos el 67% de los productos que se comercializan en los diferentes mercados del país son de contrabando y proyectamos que esta cifra crezca hasta el 80% siendo una competencia desleal para el productor. Debemos destacar que el 36% de la población activa del país depende directamente del agro.

¿Se buscará la liberación de las exportaciones para beneficiar a los productores?
Sobre el tema de exportaciones, el productor mencionó que primero debe garantizarse la seguridad alimentaria, para luego tramitar la liberación de exportaciones de productos con excedentes y evitar los cupos, toda vez que los mismos hacen perder mercados a los productores.

¿El Gobierno debería apostar al agro para diversificar la economía del país?
El Gobierno debe volcar la mirada y ver al sector agropecuario como una alternativa para recuperar la pérdida de valores por exportaciones de hidrocarburos y minerales. El agro y la pecuaria son el futuro de Bolivia y prescindir o restar importancia a la agropecuaria sería un error grave. Debemos hacer prevalecer la participación sectorial en la economía para pedir mayor participación, con créditos, en la cartera productiva.

¿Será importante tener un diálogo fluido con el Gobierno?
En nuestro plan de trabajo, la relación con el Gobierno es necesaria, por cuanto buscaremos el consenso en el marco de la racionalidad, cuando toque modificar o reglamentar leyes o normas en beneficio del crecimiento del sector productivo.

¿Usted propone profesionalizar y capacitar a los trabajadores del agro?
Tenemos otros ejes temáticos dentro de nuestro programa de trabajo, como por ejemplo la profesionalización y capacitación de la gente que trabaja con nosotros en el agro. Ya el agro está de pantalones largos, la tecnología electrónica que se maneja tanto en los tractores, maquinarias necesita gente más capacitada, lo cual se traduzca en beneficio.

Freddy Suárez “El tema de la seguridad jurídica también nos preocupa mucho, especialmente en el sector soyero, donde se realizan más inversiones. Para invertir más, el Gobierno tiene que dar las condiciones y la seguridad”

En lo referente al sistema bancario ¿Qué pasa con el pequeño productor que no puede acceder a créditos?
Es potestad de la banca decir a quién le da y a quién no le da. Lo que pasa es que las entidades financieras exigen cierto tipo de garantías. que garanticen el pago. Dentro de esa temática el pequeño productor, como su propiedad es de solo 50 hectáreas en tema agrícola y hasta 500 hectáreas en ganadero no es sujeta de garantía porque es inembargable por ley. Por lo tanto ningún banco le va aceptar como garantía esa pequeña propiedad, porque sabe que por alguna contingencia no la puede embargar. Entonces en esa dirección siempre hemos apuntado a gestionar ante el Gobierno otros tipos de mecanismos, que le permitan al pequeño productor ser sujeto de crédito. Por ejemplo las garantías no convencionales, que son los tractores, la cosecha o el mismo ganado. Pero no somos nosotros los que debemos decirle al Gobierno de aquí o de allá. Son ellos ante solicitud nuestra de que el pequeño productor también acceda a créditos, porque también quiere desarrollarse e invertir en sus predios.

¿Dentro de su plan de trabajo, está contemplando a todos los subsectores?
Mi presidencia y directorio tratará de ser lo más equilibrado posible, porque hay productores maiceros, soyeros, girasolero, trigueros, s, porcinocultores, avicultores. Siempre la CAO ha tenido las puertas abiertas para todos los sectores que quieran acercarse al ente. No es problema ser pequeño, mediano o gran productor.